Microcosmos


En 2017 comencé un proyecto en las clases de fotografía en BAU, donde estudié Diseño Gráfico. Tras varios ejercicios durante la disciplina, mi interés por las macro fotografías de la naturaleza y las formas que iba descubriendo, ya sean geométricas u orgánicas, me guiaron hasta el proyecto final que desarrollé en ese momento y que está muy presente en mi vida diaria hasta hoy.

microcosmos
1. Ser o entidad concebida como imagen y reflejo del universo 2. Mundo a escala reducida.
Cuando vivimos en las ciudades, por muy tranquila que sea nuestra rutina, parece que ya hay un ritmo que seguimos involuntariamente. A veces es apresurado. El caos para algunos. Pero así mismo, seguimos en ese círculo. Creo que mi visión para este proyecto era exactamente esa, buscar la calma incluso cuando todo parece estar a alta velocidad.

Con las primeras ideas y estudios para el proyecto, empecé a darme cuenta de la cantidad de naturaleza que tenemos dentro del espacio urbano, pero mi análisis fue en otras proporciones, porque con el tipo de fotos que estaba haciendo, la cantidad de verde que nos rodea sería mucho mayor. Por supuesto, cuando te acercas tanto a una planta o a una flor y ves que esa diminuta forma es ya un enorme universo para los insectos o los microorganismos, es inevitable replantearse la escala de las cosas.

"En nuestra vida cotidiana, a veces hay que hacer una pausa, relajar la mirada, buscar otros horizontes, escuchar, tocar, sentir lo nuevo. No nos damos cuenta porque estamos centrados en lo evidente, pero hay muchos otros mundos muy cerca: en la superficie de nuestra piel, en el jarrón del cactus del salón, es decir, mucho más cerca de lo que estamos acostumbrados a ver. Es necesario cambiar la perspectiva y el encuadre. Esta es la intención de esta serie de fotografías, crear una conciencia de la belleza de estos pequeños mundos, bajo nuestros pies."
Fabiana Silveira, Microcosmos, 2017

Hice un libro (edición de autor y tiraje única) como conclusión del curso de fotografía. Reúne imágenes tomadas entre marzo y mayo de 2017, principalmente en los parques de Montjuïc, algunas en el Turó Parc y otras en el jardín de la finca Muñoz Ramonet (estas dos últimas, ambas en el distrito de Sarrià - Sant Gervasi), todo ello en Barcelona. En el libro están las fotos más significativas y que encajan en el contexto de mis investigaciones de esa época.

Como en otras actividades creativas, se necesita práctica. Entrené mi ojo de tal manera que desde entonces, en mi rutina diaria, busco involuntariamente en la naturaleza estos pequeños universos, sus formas, colores, composiciones y texturas.

 

¿Y qué tiene que ver mi pintura en acuarela con esto? Hoy utilizo las fotografías como recurso, material de estudio y apoyo, ya que construyo mi proceso creativo a menudo muy centrado en las formas de la naturaleza. Vivo en un pueblo de la montaña y tengo un contacto diario con el entorno natural. En cada paseo me llevo el móvil, sigo haciendo registros, con la investigación y el proyecto personal de descubrir pequeños grandes mundos.

Sí, aprendí a ver cosas hasta entonces "invisibles". Algunas flores y plantas que he fotografiado tienen menos de 1 cm, pero en las imágenes parecen gigantes. Si quieres seguir este proyecto más de cerca, sígueme en Instagram porque casi a diario subo en las stories imágenes de estos Microcosmos.

Un fuerte abrazo,

Fabiana