Abstracción


¡Hola gente! :)

El arte abstracto siempre me ha llamado la atención. Al principio, cuando empecé mis estudios en artes, pasó por el simple hecho de que era lo que era, no representaba a primera vista la realidad (y confieso que tengo un gusto especial por lo diferente y contradictorio, en fin...). Nunca imaginé que desarrollaría proyectos artísticos en esta realidad no representativa. La vida realmente nos sorprende y a veces sigo intentando conectar, buscando identificar el momento en el que surgió mi interés personal, en el que empecé a construir estas nuevas ideas y procesos, pero sigo sin poder desenredar este misterio.

Para hablar de la abstracción y observarla tenemos que desprendernos de las referencias y las asociaciones. Lo abstracto es la imaginación, la huida de la realidad, un mundo nuevo, la invención, el sentido y el sinsentido. Crear en este entorno es una inmersión en el inconsciente y un reto.

Poniéndome en el lugar del creadora abstracta, veo el sentimiento y la emoción. Pero poniéndome en el lugar del observador, creo que una de las principales características al mirar una obra abstracta es la sensación de extrañeza, conflicto, absurdo, complejidad e incluso simplicidad que puede presentarnos. Y a todo esto le siguen nuestros numerosos y frustrantes intentos de identificar algo conocido en pocos segundos en la obra. El arte abstracto es un proceso.

No busques una respuesta definitiva al observar y analizar una obra abstracta. Piensa que es un objeto o una cosa, hecha por otra persona como tú. Lo que se ve ahí es probablemente un resultado, pero ¿qué hay más allá? Quizá tenga una técnica peculiar, un ejercicio, una emoción... ¿Qué te transmite? ¿Es una provocación? ¿Qué colores tienes? ¿Cuáles son los materiales utilizados? ¿Dónde y cuándo se creó la obra?

Buscar cada una de estas respuestas te dará más amplitud para vivir este momento, ya sea en una exposición en un museo o incluso recorriendo las Stories de Instagram. Intentar responder a estas preguntas puede acercarle a la visión del artista y, con ello, entender un poco más su repertorio creativo.

¡Un abrazo y hasta pronto!